Lotería Nacional de Aurora

El sorteo está preparado. En los alambres todo lo que quiero o por lo que apuesto, y al final de la copa donde caerá mi premio, mis ojos fijos en él. 

A cada sueño que cae en la jaula circular doy un saltito. Este, no, este. La verdad es que cualquiera me valdría. Un billete hacía Farhampton, el maldito paraguas amarillo, a Samuel, el primer tía de Gabriel, más vida para mi gata, flores, purpurina, pintura roja, un monóculo y un poco de magia a la luz de la luna, risas para cuando se me acaben o no tenga ganas, letras, muchas, mariposas a granel, besos y besos, más letras, risas.

Se para el espectáculo. Creo que no pestañeo. De todas las cosas que hay, el bombo escupe un papel, arrugado, hecho una bola igual que la que me hago cuando no puedo tragarme la carne.
"Aunque creas que tardamos, hacemos todo lo posible para llegar a ti”

No hay comentarios:

Publicar un comentario