*Nací en un poso de té pero mi dueño nunca supo leerme.

6 comentarios:

  1. Hay gente que se pasa la vida removiendo y removiendo...
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguramente en el lado equivocado, besos Juan.

      Eliminar
  2. Quedé, como tantos, en la estantería de la vida.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que alguien sepa encontrarte :) besos, siempre.

      Eliminar
  3. Me encontré hace poco con tu microrrelato en homenaje a Cortázar. Hoy he tenido un segundo placer: conocerte en persona en la Escuela.
    Ánimo con esa labor de coordinación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, gracias, que bonita la vida como conecta a las personas, un placer para mí también, espero estar a la altura de lo que la Escuela se merece, un honor poder ser parte de ella, muchas gracias y nos vemos el martes :D

      Eliminar