*Cada vez que te veo cientos de latidos caen a mi alrededor, como los copos de la bola de nieve cuando la agito.

2 comentarios:

  1. Y es que el corazón a veces parece de juguete. En tu línea ascendente. abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hay que cuidarlo desde pequeños. Besos.

      Eliminar