TOMA 1: Desde Canarias a Colombia.



Cambió su corazón de papel por uno de hojalata; la próxima vez sería más difícil que se lo rompieran.*

Este es el micro, publicado en Microcuentos hace unos meses, con el que la Rueca se ha visto inmersa en un maravilloso sueño que hoy se hace realidad.
De la mano de mi buen amigo Andrés Leonardo y con Papel bajo el brazo, viajamos hacia Colombia a la 2º edición del festival 140 caracteres, festival internacional sobre cortometrajes basados en microcuentos.


Aprovecho este rincón que me da mi taller para agradecer a Leonardo la confianza que depositó en mí desde el principio y en mis letras, haciéndome sentir una auténtica escritora. También a Papel, mi pequeño hombre con corazón de hojalata, que me ha dado una de las mayores alegrías de mi vida y una bonita amistad con su creador llena de proyectos. Ha sido un tiempo precioso, verlo crecer y ahora por fin, compartirlo con todos ustedes. Espero que les guste.
TOMA 2: Les dejo con Papel...

12 comentarios:

  1. Felicitaciones! Gracias por compartir =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por pasarte por aquí y dejar tu comentario, un beso muy fuerte.

      Eliminar
  2. Felicidades Aurora. Bonito relato. Un trasplante acertado en el momento justo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, gracias, menos mal que yo no me trasplanté, que sino me hubiera perdido todas estas emociones que la Rueca me da. Besitos :)

      Eliminar
  3. Muchas felicidades, Érika. Me ha parecido muy entrañable y precioso. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ojalá que a Papel ya no le rompan más el corazón. Besitos. :)

      Eliminar
  4. ¡Felicitaciones, Èrika! El micro es excelente y el corto, hermoso.
    Todo talento. Aseguir tejiendo.
    Saludos van
    San Montelpare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra, lo que me ayuda a tejer son los ánimos y comentarios tan bonitos como los tuyos, besitos van :)

      Eliminar
  5. La prueba de que uno tiene corazón es que se lo pueden romper, sea de papel o de hojalata.
    Hay ternura a prueba de bombas. Enhorabuena, hilandera.
    Un beso
    Juan M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que para la próxima mi pequeño hombre de hojalata no sufra, besos.

      Eliminar
  6. Felicidades Aurora por esos sueños cumplidos. El micro me encanta y el corto es una preciosidad. Corazones de hojalata que no se rompen, e hilos interminables que teje tu rueca. ¡Bravo!.

    Un besote de Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, que bonita eres, :). Besos y mucha suerte con tus marcapáginas.

      Eliminar